La habitación de Kelly no es suficiente para el jurado que decide expulsarle