El equipo naranja y el equipo verde se enfrentan a un reto de expulsión