Can decidido a terminar con el juego de Sanem y a confesar que él es 'el albatros'