Can protege a Sanem de los ataques de Deren