Con Alan, Helen y sus perros Bella y Denver: ¿qué más puede pedir Rudy Fernández?