Tras el verano más prolífero de Ronaldo, la abuela Aveiro anuncia una clínica de células madre