Laetitia Casta también es humana: ¡No puede con los taconazos!