El 'plumas', ¿cuándo con zapatillas y cuándo con tacón?