Miguel Ángel Silvestre, un guapo solidario que ayuda a los niños de Senegal