Los 'extriunfitos' celebran su reencuentro con un buen vino tinto y muchos besos