¿Has vivido un desfile por dentro? Sara Cortés, la escenógrafa de Sardá, nos cuela