¿Una habitación que cuesta 350 dólares y huele a mierda?