Karen, a Savi: "Siempre voy a estar sola”