La fría ‘despedida’ de Daniel y April