Niham y Kemal, cada día más unidos: su investigación propicia el abrazo más esperado