Rubielos de Mora, finalista para convertirse en el pueblo más bello y bueno de España