Helen Lindes, de 34 semanas: "Qué poco nos queda para verte la carita, Alan..."