Nueva York, Victoria Secret o Bieber: Jenner pisa fuerte (también fuera de la pasarela)