No sólo de blanco viste la mujer bronceada: los otros tonos que acentúan el moreno