Josep Font deslumbra con un desfile mágico