Carolina Herrera nos traslada a los años 40 con su nueva colección