La intrahistoria del vestido de Lupita: ¡Los ladrones lo devuelven indignados!