No eres alguien hasta que no protagonizas una campaña de moda con polémica