El destino les vuelve a unir: la abuela de Cenk pierde la memoria y Azra la acoge en su casa