Una explosión provoca el trágico final de uno de los protagonistas: Azra tendrá que empezar de cero