Mojados y sexies: Bella Thorne y Scott Disick protagonizan una escena de alto voltaje en Cannes