Cara Delevigne y sus cariñosos arrumacos con un tigre (por una buena causa)