Jude Law, irreconocible: de ídolo de jovencitas a paleto desaliñado