Kate Winslet, con un centro de Navidad en la cabeza