Kristen Stewart, otra vez a medio vestir