Mario López pierde una apuesta y termina corriendo desnudo por Los Ángeles