Patrick Dempsey, de médico seductor a piloto de carreras en Le Mans