Esther llora porque no sabe si superará la prueba de escalada de Dulceida