Esther y Marta superan sus miedos posando con animales salvajes