Susana y Rasulindo, un posado a lo Dulceida para desempatar la prueba