Addison empieza su nueva vida con ritmo… y a lo loco