Oya olvida el pasado y ayuda a Merve