El beso que da coartada a Cesur: el inesperado final del robo en casa de los Korludag