La historia se repite: un nuevo principio es posible para Sühan y Cesur