Sühan y Cesur, más unidos que nunca tras un secuestro fallido