Velencoso posa en su tierra, Tosa de Mar