Fabinho intenta destruir a Jonathan para recuperar su lugar al lado de su padre