Ayse y Kerem sufren un accidente de coche: el miedo a perder a su marido le lleva a confesar su mayor secreto