Letizia, con hombreras y fliores