El hotel donde Shakira y Piqué se olvidaron del mundo y se entregaron al amor