Asi es por dentro el apartamento del Strauss-Kahn