La reina Sofia disfruta de sus nietos