El malo-malísimo de Bardem se queda sin Bafta... repasamos lo mejor de los premios