'Smash' vuelve a Divinity