Carmen, de Sol de Son, no quiere salir gorda: "Antes pesaba 200 kg, ahora me creo Beyoncé”